Para qué sirve el tomillo

El Tomillo es una planta perenne que se la conoce en medios científicos como “Thymus vulgaris”, que por lo general vive en tierras pobres. Pertenece a la familia de las Lamiaceae. Son nativas de las regiones templadas de Europa, África del Norte y Asia. Actualmente se cultiva en casi todas las regiones templadas del mundo.

Crece sobre suelos secos y soleados, es muy fuerte porque resiste bien las heladas y sequías.  Es una planta aromática y esta es la especie más común ya que es la que se emplea como elemento aromático en la comida y realzando sus sabores. Además es empleada como planta medicinal.

El tomillo

Para qué sirve el tomillo

El tomillo tiene tallos leñosos y muchas ramas con hojas pequeñas y muy aromáticas. Sus hojas que son pequeñas tienen forma variable que pueden ser lineales, lanceoladas, elíptico-lanceoladas. El color de las hojas es verde grisáceo.

Las flores son blancas o rosadas y en ocasiones algo violáceas, ahora el florecimiento se produce a fines de la primavera y principio del verano. El momento preciso de recoger esta yerba es durante su floración.

El tomillo tiene una cualidad o propiedad importante, eso es que es conservante, por lo tanto, la comida que se condimenta con tomillo dura más tiempo. La mejor forma de obtener sus hojas, primero se dejan secar sus ramas en un lugar aireado y de sombra, luego se sacuden rescatando sus hojas aunque puede usarlas frescas o deshidratadas.

Algo de historia del tomillo

En el antiguo Egipto utilizaban esta hierba en los embalsamamientos, en cambio, los griegos la utilizaban en sus baños, aunque los sacerdotes la quemaban como incienso en sus templos. Se dice que la expansión por toda Europa, se debe a los romanos y el uso que ellos hacían era para purificar sus viviendas.

Las mujeres de la edad media, frecuentemente daban a sus caballeros o a los guerreros, regalos en los que incluían hojas de tomillo ya que creían que con esto aumentaban la valentía del mismo. El tomillo se usaba como incienso en los funerales, además ponían en el ataúd porque creían asegurar un buen camino hacia la próxima vida.

En la época romana, Virgilio lo nombra en latín, Thymus, haciendo frecuentes referencias en su obra Geórgicas, Libro IV, a sus propiedades en el cuidado de las colmenas. En la Edad Media la literatura recoge un uso medicinal, aromático y conservador de alimentos.

En el siglo XVI, existen referencias de su cultivo por toda Europa, pero no es hasta dos siglos más tarde cuando se desarrolla su comercio. El boticario alemán Newmann, obtiene por destilación el aceite esencial de tomillo por el año 1725 , que en la actualidad es empleado como potente antiséptico en numerosas fórmulas farmacéuticas y cosméticas.

En el siglo  XVIII, el tomillo ya estaba en pleno proceso de producción para obtener su esencia, la cual es muy apreciada por las industrias de perfumes y licores. la ignorancia de la gente hacía que arrancaban de raíz las plantas para venderlas al peso, devastando muchas zonas de producción.

Ciertos cuentos y leyendas dicen…

Que en la mitología Griega, dice que la planta del tomillo brotó de una lágrima derramada por Helena de Troya, planta que era usada por los guerreros para obtener fuerza y coraje. Siglos más tarde, los soldados romanos también creyeron esta leyenda y lo usaban con el mismo fin.

José de Arimatea llevó su Santo Cáliz a la Montaña Sagrada de Montserrat, los ángeles otorgaban una prebenda a los visitantes de la montaña, sembrando sus laderas con tomillo, cuyo aspecto y belleza en flor, recuerda al Santo Grial. Desde ese momento el tomillo se le asignan todo tipo de poderes curativos.

La raza gitana considera al tomillo una planta sagrada, aseverando que un dios egipcio se la dio a su pueblo. En las zonas rurales según la tradición popular, las ramas de tomillo se usan contra las tormentas y los rayos, junto con el ajo o el laurel.

Propiedades del tomillo

Entre sus propiedades está su contenido nutricional el cual cuenta con: Agua, Proteínas, Lípidos, Ceniza, Carbohidratos, Fibra, Azúcares, Calcio, Hierro, Magnesio, Fósforo, Potasio, Sodio, Zinc, Cobre, Manganeso, Selenio, Vitaminas B1, B2, B3, B6, B7, B9, C, E, Beta Caroteno, Beta Criptoxantina, Ácidos grasos saturados, Ácidos grasos monoinsaturados.

Otras propiedades del tomillo es que es digestiva, antiespasmódica, expectorante, antiséptica, antibacteriana, antiinflamatoria, carminativa, antioxidante, calmante, estimulante, antiácida, antifungicida, sirve como vaso dilatador, relajante muscular.

¿Para qué sirve el tomillo?

El tomillo se recomienda para dolores musculares y articulares precisamente en la unión de los huesos, aplicado en forma de linimento. También se usa en casos de esguinces y tortícolis. El contenido antibacteriano del tomillo sirve como antiséptico urinario y para la cavidad bucofaríngea, ya que mejora aftas, piorreas etc.

El tomillo controla bacterias como Stafilococo aureus y Escherichia coli y también hongos como Candida albicans y parásitos intestinales como áscaeis, oxiuros y tenias. Mejora la digestión lenta, gases, problemas biliares, diarreas y vómitos.

El tomillo contiene timol, el cual es un aceite volátil que le da propiedades de antiséptico y desinfectante. Puede ser utilizado para limpiar la habitación de los enfermos, con una simple solución de té de tomillo con agua hervida y un poco de jabón.

La solución se deja enfriar y se vierte en una botella de spray. Con eso ya puede limpiar las superficies. El tomillo contiene flavonoides como la luteolina, apigenina y naringenina, que lo hacen fuente de antioxidantes.

El tomillo es de gran utilidad para los problemas respiratorios como la bronquitis y el asma. Un buen efecto beneficioso del tomillo son los relacionados con el alivio de los cólicos menstruales y el síndrome premenstrual.

El tomillo es de gran ayuda para mejorar la digestión y ayudar a eliminar mucosidades del tracto intestinal. Es útil para combatir la enfermedad de Alzheimer, artritis, pie de atleta, halitosis, caída del cabello, pediculosis, laringitis, infección de las uñas, esclerodermia, enfermedad vaginal, enfermedades de la piel, fatiga, depresión y estrés.

Siempre se ha usado como té ya que es utilizado para aliviar los síntomas de la gripe y el resfriado. Lo usan en gárgaras o buches para aliviar el dolor de garganta y infecciones relacionadas incluso cuando están muy irritadas.

Contra indicaciones en el uso del tomillo

Por lo general el uso que se le da son seguras para el consumo humano, pero el aceite esencial, es exclusivamente para uso externo y nunca debe ser ingerido bajo ninguna circunstancia. El consumo del aceite de tomillo puede causar mareos, vómitos y dificultad para respirar.

Algunos doctores creen que las mujeres embarazadas o que estén en estado de lactancia, no deben de consumirlo en ninguna de sus presentaciones. Por otro lado, úselo como crea conveniente en especial si es como especia o para su salud.

En conclusión: ¿Para qué sirve el tomillo? Después de usarla como especia es excelente como medicina alternativa, solo hay que aprender su uso correcto aunque no tiene contra indicación que se diga, pero de igual, se merece respeto para que no exista un abuso de la misma.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Para qué sirve el tomillo was last modified: Noviembre 6th, 2015 by Antonio

Leave a Reply