Para qué sirve la acelga

Me acuerdo de hace mucho tiempo cuando me servía mi mamá una sopa de acelga, no la podía ni ver, tanto así que no la quería comer. Mi padre muy sabio sin ser académico, dijo: “Ah…no te gusta, bien…Susana toda la semana sopa de acelga y bien espesa” ¿Qué creen que pasó? Me la comí y con semejante castigo, terminé con que me gustaba de verdad.

Desde luego que en esos tiempos no se podía decir qué o por qué se debía comer y por eso, ahora expongo para qué sirve la acelga ya que habrá muchos padres que exigen sin dar una explicación de si es bueno o no comerla. Como ya saben, algo de conocimientos no hará daño a nadie.

La bueno de la acelga

Para qué sirve la acelga

La acelga, es una planta de la familia de las Amarantáceas el cual se la conoce en medios de la ciencia como “Beta vulgaris var. cicla”. Es una subespecie de Beta vulgaris, al igual que las remolachas, betarragas y el betabel, aunque tienen una pequeña diferencia, esta es que se aprovecha sus hojas.

La acelga se la cultiva cada año y produce dos veces en ese mismo tiempo, es una planta herbácea con hojas grandes de color verde brillante y nervadas. Los pecíolos de las hojas (llamados pencas) son blancos, amarillos o rojos, según la variedad.

Se cree que es originaria de Europa meridional en la cual crece espontánea en la región mediterránea. Hay muchas variedades debido a que se cultiva extensamente en todas las zonas templadas del mundo. La acelga silvestre no tiene la raíz tuberosa como la que se cultiva.

La acelga se la puede consumir toda incluidas las pencas de las hojas, pero solo si recolecta cuando éstas son pequeñas (menos de 20 cm), si son grandes sus hojas es mejor desechar la penca ya que tiende a ser amargas. Las plantas muy tiernas se pueden consumir crudas en ensaladas.

Cuando la hoja es grande, el sabor amargo de la hoja desaparece al cocinarla. La espinaca y la acelga son consideradas uno de los vegetales más saludables existentes y sin lugar a dudas, es un ingrediente muy valioso en una dieta saludable.

La palabras acelga viene del griego “sikelos”  a través del árabe Andalusí “al-silqah”.  La palabra griega “sikelos” viene de “Sikelia” que era como los griegos llamaban la isla de Sicilia en Italia, donde encontraron esta planta (sacado de etimologias.dechile.net)

Algo de historia de la acelga

Durante la antigüedad en el siglo V a.c. fue habitual el consumo de la acelga, al menos en Egipto, Grecia, Roma o el mundo árabe. La acelga y su cultivo se remonta a la antigüedad clásica, que en este caso es a los griegos y romanos, las utilizaban mucho. La acelga no se hizo popular en Francia, si no hasta que llegó la Edad Media.

No está claro el origen de la acelga aunque está vinculado a las tierras bañadas por el Mar Mediterráneo, sur de Europa y Norte de África, algunos expertos consideran Italia como primera referencia para su utilización en la alimentación.

La zona costera de Italia, cuenta con un clima benigno sin cambios bruscos de temperaturas, donde la planta se desarrolla rápidamente. Se han encontrado textos que hablan de un posible consumo de esta verdura en Mesopotamia, esto al menos durante el siglo IX a.C.

Su cultivo se extendió ampliamente en el siglo XVII. Las variedades se cultivan en la actualidad en nuestros huertos, son sobre todo, con pencas blancas y muy largas. Según algunos escritos de las acelgas, en Chile se remontaría a 1834, pero señala sin embargo, que desde 1651, ya se mencionaba la existencia de acelgas de colores.

Con el tiempo, el papel de la acelga en la cocina quedó reducido a recetas para el pueblo y forraje para animales. En el siglo XIX se abandonó el consumo de su raíz, destinándose esta a la producción de azúcar o extracción de alcohol.

Propiedades de la acelga

Entre sus propiedades está su contenido nutricional que se compone de: Agua, Calorías, Lípido, Ácido graso poliinsaturado, Sodio, Potasio; Glúcido, Fibra, Azúcar, Proteína, Vitamina A, B6, B9,  B12, C, D, K, Calcio, Hierro, Magnesio.

Otras propiedades de la acelga es: Digestiva, anticancerígena, antiinflamatoria, antiglucémica, anticolesterol, antioxidante, antihipertensión, antibacterial, antimicótico, carminativa, depurativa renal, diurética.

¿Para qué sirve la acelga?

La acelga destacan por su alto contenido en vitaminas, minerales e igualmente su contenido en fibra, siendo ideal  en problemas de tránsito intestinal como el estreñimiento. La acelga es uno de los alimentos que más folatos contiene.

Los ácidos fólicos o folatos, los cuales son vitaminas que actúan de manera directa sobre la producción de glóbulos rojos y blancos, así como en la formación de anticuerpos y en la síntesis del material genético.

La acelga es ideal para las inflamaciones de los riñones, problemas hepáticos diversos, enfermedades de la piel, asma, vómitos de sangre, o problemas de la piel. Beneficia a la vista, contribuye a prevenir la pérdida de la visión, el glaucoma, la ceguera nocturna, las cataratas.

Contribuye a combatir las infecciones bacterianas, en casos como la conjuntivitis, además, fortalece el sistema inmunológico, mejora el estado de la piel, el cabello y las mucosas. Es un poderoso antioxidante que ayuda a prevenir ciertas enfermedades degenerativas.

Las propiedades antioxidantes son las que retardan el envejecimiento. Por su contenido de vitamina K, es excelente para la coagulación de la sangre ya que la hace más fluida. Para la asimilación del calcio en los huesos. En este caso, comer acelgas ayuda a la resistencia de los huesos e impide el sangrado abundante en las heridas.

El contenido de calcio que tiene la acelga, es muy elevado, lo que favorece la formación de los huesos y dientes y ayuda a prevenir la osteoporosis. Es aconsejable que estén incluidas en la dieta de jóvenes y personas mayores, para evitar la pérdida de calcio.

Se recomienda a los deportistas ya que se ven favorecidos por esta verdura, el calcio ayuda a prevenir calambres. Las embarazadas necesitan un aporte extra de calcio, por lo que deberían incluir este alimento en su dieta.

La acelga es necesaria en casos de embarazo, esto es así para el normal desarrollo del feto, previniendo defectos en el tubo neural que evolucionará en el sistema nervioso central. Además ayuda en el buen funcionamiento celular, en la formación de células sanguíneas y en la síntesis de ADN.

La acelga por su contenido de potasio, favorece el equilibrio hídrico del organismo, por esto ayuda a eliminar líquido. El bajo contenido calórico, las hace ideales para combatir la obesidad. Las papas junto a la acelga, favorece la diuresis y mantiene el estómago saciado por más tiempo.

El contenido en hierro de la acelga, la hace ideal para combatir las anemias. Poseen un alto valor de magnesio, mineral que interviene en muchas funciones y que ayuda a la formación de los huesos, mejora la circulación sanguínea.

El contenido en vitamina C de la acelga, ayuda a eliminar los radicales libres, manteniendo el tejido conectivo en buen estado, creando resistencias contra agentes infecciosos, promueve la salud ósea y limitan el daño neuronal en el cerebro.

La acelga de colores

Variedad de acelgas

El contenido de vitamina K, ayuda a pacientes que sufren enfermedad de Alzheimer. La acelga es muy buena para los fluidos celulares, ayuda a mantener un buena frecuencia cardíaca y tener controlada la presión arterial.

Contra indicación de la acelga

Por la alta cantidad de vitamina K, está prohibido el consumo de acelga a las personas que están bajo terapias con anticoagulantes, puesto que incrementa la concentración de vitamina K en la sangre, causando el efecto contrario que los anticoagulantes.

En conclusión: ¿Para qué sirve la acelga? Aparte de ser un buen alimento, nos da esa seguridad de que es algo excelente para el desarrollo del cuerpo, desde que está en pleno desarrollo como feto hasta su vejez. Por esto, a comer acelga.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Para qué sirve la acelga was last modified: Diciembre 1st, 2015 by Antonio

Leave a Reply